Un joven ha preparado una emotiva sorpresa a su novia para pedirle matrimonio. Lo ha hecho con globos rojos, con rosas, con una carta y, como no podía ser de otra manera, con un anillo.

Sin embargo, la sorpresa no ha acabado como esperaba porque la chica ha dejado escapar sin querer los globos en los que estaba atada la joya. Algo que le hace llorar de manera desconsolada.

Como se ve en este vídeo, la joven recoge las flores y los globos pero los deja escapar, debido a la emoción del momento. Su novio intenta atraparlos pero ya es tarde.

Otros momentos destacados

La reacción que también ha sorprendido a los colaboradores de Aruser@s ha sido la de una niña pequeña que grita de manera descontrolada cuando ve que una persona intenta darle un beso.

Además, en Aruser@s también hemos visto el cuestionado método de un padre para hacer que sus hijos dejen de llorar: consiste en lanzarles una loncha de queso cheddar a la cara.