Los novios y los invitados de una boda se encontraron con una desagradable sorpresa cuando, al salir de la iglesia, vieron que sus coches estaban inmovilizados con cepos por haber aparcado en un sitio en el que estaba prohibido.

Todos los vehículos, incluso en el que tenían que viajar los recién casados, tenían cepos en las ruedas que les impedían circular. Todos los presentes se vieron obligados a pagar la multa correspondiente para poder trasladarse al restaurante y continuar con la celebración.

Como se puede apreciar en el vídeo superior, el coche de los novios -decorado con lazos- tenía dos cepos amarillos en las ruedas. Los hechos han ocurrido en una ciudad de Colombia.

Otros momentos destacados

Las cámaras de un sex shop de Rusia han grabado a un hombre masturbándose frente a un maniquí y a la dependienta intentando echarle del local.

Las cámaras de un edificio han grabado el momento en el que un hombre desmayó y se precipitó al vacío desde un balcón. Afortunadamente, se encontraba rodeado de gente, que pudo acudir en su ayuda y sujetarle las piernas.