La revista 'Science' ha publicado este vídeo en el que aparecen 10.000 gusanos comiéndose una pizza de 16 centímetros de diámetro en tan sólo dos horas.

Para alimentarse las larvas se van empujando entre ellas, de manera que cada una sólo come durante un 44% del tiempo. Así, pueden conseguir devorar todo el alimento sin cesar, organizándose en turnos.

El objetivo de este experimento, dirigido por Olga Shishkov, es conocer el mecanismo de alimentación de estos gusanos para aplicarlo en otros procesos. Esto podría ser útil para acabar de forma natural con los residuos que generamos los humanos.

Además, el estudio también apunta a la posibilidad de utilizar a estas larvas para alimentar, de manera sostenible, a otros animales.

Sorprendentes imágenes: entra a un baño público y se encuentra con un canguro comiendo papel higiénico

El hombre sacó una cámara para grabar el momento y el canguro, lejos de sentirse amenazado, continuó comiéndose el papel.

El agonizante rescate de una una niña que cayó a un foso de osos panda

En este vídeo de Arusitys te mostramos el momento en el que una niña pequeña es rescatada tras caer a un foso con varios osos panda.