Un hombre de 50 años, con una orden de alejamiento, cavó un túnel debajo de la casa en la que vive su exmujer, en México, para espiarla.

Después de cavar el túnel durante varios días, quedó atrapado y fue su expareja, la que tras percatarse de que había un hombre bajo su vivienda, alertó a las autoridades.

Según detalla el diario 'Clarín', los médicos le rescataron con un cuadro de deshidratación severa e intoxicación.

Un conductor simula que su coche es eléctrico para aparcar en una plaza destinada a estos vehículos