La creatividad es infinita y, en ocasiones, puede generar inventos muy curiosos. Es el caso de un joven británico que ha convertido su vehículo, un Renault Scenic, en una microcaravana.

En el vídeo que acompaña a estas líneas puede verse como el protagonista de la noticia se las apaña para cocinar alimentos dentro del coche. En su interior consigue, incluso, freír alimentos. Los colaboradores de Aruser@s han alucinado con esta transformación del vehículo, pero se han preguntado qué sucederá como le de por freír calamares.