El concursante del reality ruso se abalanzó sobre su pareja dándole patadas y tirándole del pelo. A pesar de que dos de sus compañeros intentasen separarle, no conseguían que parara.

Tras los hechos, el concursante fue expulsado del reality, pero a Carlos Quílez le sorprende que "no consta que exista, ni de oficio, apertura de diligencias penales por parte de la autoridad fiscal ni judicial rusa ".