Una orangutana que acababa de perder a su cría se acercó a la cristalera del zoo para acompañar a una madre que amamantaba a su bebé.

Gemma Copeland se encontraba en un zoo de Viena con su bebé, Jasper, cuando sucedió, lo que ella define, como "el momento más surrealista" de su vida, según ha escrito en una publicación de Facebook.

La madre comenzaba a dar el pecho a su hijo de tan solo 15 semanas cuando la orangutana se sentó junto a ella. "Me miró directamente a los ojos, después levantó la mano como para tocar a mi hijo y yo ya estaba asombrada por esta preciosa criatura", ha explicado Gemma en su post. "La orangutana continuaba mirándome, luego a mi hijo y luego me miraba a mí de nuevo", añade.

Tan solo un simple cristal separaba a estas dos madres que compartieron juntas este momento durante media hora, a lo que Gemma añade: "Estuvo junto a mí como si intentara apoyarme y protegerme. Seremos especies diferentes pero amamantar nos ha conectado, es un momento que se vive una vez en la vida y que estará conmigo para siempre".

Esta experiencia y la viralidad que ha tenido el post ha impulsado a Gemma a añadir un link en la publicación para que cualquiera pueda dar una ayuda económica a una asociación que protege a crías de orangutanes. Gracias a esta iniciativa, la plataforma ha recaudado unos 200 euros, que irán destinados a la ayuda de estas criaturas.

La orangutana Sol junto a Gemma mientras amamanta a su bebé | Facebook de Gemma Copeland

Otro contenido relacionado

Aruser@s mostró en su programa otro conmovedor momento. En el vídeo se puede ver el rescate de un bebé canguro que estaba a punto de morir en los incendios de Australia.

Otro tierno momento que también comentaron en el programa de Alfonso Arús fue la sonrisa de un bebé de 10 meses al escuchar por primera vez la voz de su madre.