"83.000 luces para que se vayan fundiendo poco a poco", bromea Alfonso Arús acerca de la decoración navideña que ha dispuesto Jill Biden en la Casa Blanca para la celebración de este año. La primera dama ha colocado además 70 abetos, repartidos por todas las estancias.

A pesar del dispendio, los aruser@s no acaban de estar del todo conformes con el resultado final. "Yo lo veo muy vacío todo", asegura David Broc. "Las medidas no las tiene tomadas", coincide en señalar Angie Cárdenas. Para Tatiana Arús, las estancias de la Casa Blanca recuerdan "a la casa de los abuelos".

Como no podía ser de otra manera, los tertulianos y el presentador del programa no han podido evitar comparar esta decoración con la de Melania Trump. "Melania vendría a ser la Quinta Avenida y lo de Jill Biden vendría a ser de ultramarinos", sentencia Andrés Guerra.