El periodisa deportivo Jo Hyun-il estaba hablando con su compañero sobre el baloncesto de Estados Unidos cuando la sangre comenzó a caer por su cara .

El profesional continuó su informativo sobre la NBA sin darle importancia a este percance mientras el presentador que estaba a su lado no daba crédito a la situación.