A pesar de estar separados por una cristalera, una enfermera se ha reencontrado con su hijo tras estar 26 días en un hospital luchando contra el coronavirus.

Chen Ruixue trabaja en un centro médico de Xinyang, uno de los epicentros del coronavirus, y llevaba en la zona de aislamiento casi un mes.

Chen aprovechó un momento que tuvo para salir al exterior para reencontrarse con su hijo.

En el vídeo se puede ver el emotivo momento en el que la madre, con mascarilla, da un beso a su pequeño a través del cristal.

El vídeo se ha viralizado en pocos minutos y ha conmovido a los usuarios de todas las partes del mundo.

Otro momento relacionado

Alba Sánchez, colaboradora de Aruser@s, habla en este vídeo sobre los bulos que circulan por redes sociales en torno al coronavirus y que se ha encargado de desmentir la OMS.