Entre gritos de emoción, la pequeña niña que protagoniza este vídeo viral juega con unas cabritas en una granja, en la que también están otros niños.

La bebé acaricia y besa a los animales, que responden agradecidos ante estos gestos de cariño e incluso le piden más, brincando a su alrededor.

"Es como Heidi con Copito de Nieve y Blanquita", apunta Alfonso Arús, entusiasmado con estas tiernas imágenes. "No se apartan, quieren las caricias de la bebé", comenta Angie Cárdenas conmovida.