El incendio del Vall d'Ebo es ya el peor de los vividos en la última década en la Comunidad Valenciana; el de Bejís, con llamas muy virulentas y peligrosas por la acción del viento, deja ya más de una decena de heridos. Lo cierto es que estos fuegos están ocurriendo en zonas castigadas también por la despoblación, tal y como ha reconocido Ximo Puig, president de la Generalitat Valenciana, en Al Rojo Vivo.

"Se da la circunstancia de que el 6 de agosto había visitado la zona de comarca del Vall d'Ebo y Vall d'Alcala para trabajar junto a los alcaldes contra la despoblación y generar un programa de desarrollo integral que desde luego se va aponer en marcha más allá de lo que es el espacio de recuperación medioambiental", ha detallado el president, confirmando así que habrá ayudas para recuperar los terrenos.

En este contexto, reconoce que son necesarios la implementación de apoyos desde la perspectiva integral de un trabajo contra la despoblación que, dice, "finalmente es lo que subyace" entre las causas de los incendios. "El abandono de ese territorio hace que sea mucho más vulnerable", ha puntualizado.