La CUP tiene muy claro que se opondrá al nombramiento de Miquel Iceta, somo senador autonómico, una designación de la que depende que el líder del PSC pueda convertirse en presidente de la Cámara Alta.

Así lo ha confirmado Vidal Aragonés, diputado de la formación en el Parlament de Catalunya, que ha dejado claro que se inclinarán por el 'no' en la votación de este jueves, entre otros motivos, porque la CUP "históricamente" se ha opuesto a enviar representantes catalanes al Senado.

"Nuestra posición siempre era que representantes de Cataluña no deberían participar en el Senado", ha defendido el diputado, para quien esta cámara es una institución "absolutamente antidemocrática". "Fue la que nos aplicó el 155", recuerda.

Asimismo, se ha manifestado en contra de que "por una decisión de la dirección del PSOE se pretenda transformar a un diputado catalán en la cuarta institución del estado Español" y ha dicho de Iceta que "no le tiembla la mano" para volver a aplicar el artículo de 155.