El consejero por IU, José Antonio Moral Santín, es el segundo de este ránking: gastó más de 456.000 euros, casi lo mismo que el siguiente, también de la cúpula, el director de organización Ricardo Morado, con 450.000 euros. Cierran este top cinco, el que fuera presidente Miguel Blesa y Matías Amat, los dos por encima de los 400.000 euros.

Tiraron y mucho de tarjeta black para pagar de todo, el que más gastó, Sánchez Barcoj, pagó con ella desde fruta, artículos de Loewe o 16.291€ de una tirada en una Nochevieja. De los 456.000€ euros que gastó Moral Santín, la mayoría fue sacando dinero del cajero, es el rey del efectivo, 350.000 euros, pero pagó con ella de todo, desde comidas en restaurantes hasta helados.

Ricardo Morado pagó viajes a esquiar a Sierra Nevada con la tarjeta black. Miguel Blesa, el que fuera presidente de Caja Madrid, es el cuarto que más gastó con la black y también tiró de ella para viajes, sobre todo para pagarse safaris y para pagar también buenos vinos.

Prácticamente todos gastaron con las black, era una práctica extendida y sólo hubo uno, Francisco Verdú, que no usó esa tarjeta a pesar de ser número dos de Bankia.