Martínez-Almeida, alcalde de Madrid, ha colgado una bandera de España en el Ayuntamiento, sería la segunda al haber ya una ondeando, y ha relegado la bandera LGTBI al lateral de la fachada del consistorio.

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, niega que se trata de una concesión a Vox, que lo había pedido a través de Twitter, y defiende que "ningún ciudadano debería justificar en este país por qué pone una bandera de España".

Villacís insiste en la necesidad de "normalizar la bandera de España" y cree que eso "no debería ser noticia". Además, afirma que la ubicación de la bandera es decisión de Patrimonio y desmiente que la bandera del Orgullo haya sido relegada.

Otros momentos destacados

Por su parte, el diputado de Más Madrid en la Asamblea de Madrid, Eduardo F. Rubiño, critica que Ciudadanos saque la bandera LGTBI al tiempo que "está pactando con una fuerza de ultraderecha".