La alcaldesa de Vic (JxCAT) pide a los "catalanes autóctonos" no hablar en castellano a gente que "por su aspecto no parezca catalana". Así, la diputada Anna Erra cree que los "catalanes autóctonas" tienen un "físico" diferente.

"Piensan que dirigirse a alguien en castellano es una acto de respeto. No es así. Cuando cambiamos de idioma, evitan que los que quieren aprenderlo puedan hacerlo. Tenemos que concienciar a los catalanes autóctonos y poner fin a la costumbre muy presente en determinadas zonas del país de hablar castellano a cualquier persona que por su aspecto físico o por su nombre no parezca catalana", ha señalado la alcaldesa en el Parlament.

Antonio García Ferreras sostiene que "esos comentarios se hacían en otras épocas" y afirma en Al Rojo Vivo que las declaraciones de la alcaldesa son "una imbecilidad" y "una mezcla de delirio y barbaridad con un punto de xenofobia". Opinión compartida por el resto de colaboradores del programa.