Algunos de los monumentos más icónicos de Italia, que se encuentran entre los más concurridos y turísticos del mundo, permanecen totalmente desiertos por culpa del coronavirus.

La epidemia tiene al país en shock, tras cerrar todos sus comercios, excepto farmacias y supermercados, y restringir los movimientos en todo el territorio.

La Piazza Spagna, el Coliseo, la Fontana di Trevi... todos estos lugares de Roma, que por lo general están llenos de turistas, se encuentran absolutamente vacíos.

Son imágenes captadas por cámaras webcam ubicadas en distintos lugares de Italia, que captan escenas similares en Venecia, donde apenas se ven barcos por los canales que circulan bajo el Ponte de Rialto.

En Milán, prácticamente nadie camina por los alrededores del Duomo. La misma situación se repite en la Piazza della Signoria y en el Ponte Vecchio, en Florencia, o en la Arena de Verona.