Las fiestas en Downing Street parece que estuvieron a la orden del día durante toda la pandemia y al primer ministro no dejan de surgirle nuevos frentes.

Dominic Cummings, el que fuera su asesor, ha asegurado que el 'premier' mintió al Parlamento sobre las fiestas en Downing Street durante lo peor de la crisis sanitaria al decir que la que se celebró en pleno confinamiento fue "un evento de trabajo".

Al respecto, Antonio García Ferreras ha comentado que "hay discotecas tipo Pachá que parecen monasterios cistercienses al lado de lo que se vivía en Downing Street".

Y es que la semana pasada se filtró la información de que Johnson participó en una celebración en mayo de 2020 en Downing Street con unas 40 personas más, aunque esta no es la única fiesta a la que ha acudido durante la pandemia de coronavirus.

El personal de la jefatura del Gobierno también celebró reuniones sociales en las que se consumía vino y cerveza todos los viernes durante la la crisis sanitaria, pese a las diferentes restricciones vigentes en cada momento, según reveló el pasado sábado el diario 'Daily Mirror'.

Los eventos, calificados en la prensa como 'los viernes del vino', estaban programados de forma automática en las agendas de medio centenar de empleados de la oficina del primer ministro y, en ocasiones, se llegaban a prolongar hasta la medianoche.

Asimismo, hace tan solo unos días conocimos que el gabinete de Johnson celebró dos dos fiestas de despedida que se prolongaron hasta la madrugada el 16 de abril de 2021, pese a las restricciones y el luto nacional establecido por la muerte, una semana antes, del duque de Edimburgo, marido de la reina Isabel II.