Pablo Iglesias renunció a entrar en el Gobierno de Pedro Sánchez para permitir que Podemos y el PSOE alcanzaran un acuerdo de coalición.

Tras esto, Pedro Sánchez y su partido no se pronunciaron hasta pasadas las horas, lo que sorprendió a los analistas como Pablo Simón, que dijo en Twitter: "Me gusta cuando callas porque estás como negociando".

 

Ana Oramas, diputada de Coalición Canaria, le ha querido "felicitar" por esta publicación porque, dice, también le "impactó el silencio de las primeras 18 horas en el PSOE después de que Pablo Iglesias dijera 'me echo a un lado'".

"Creo que ese silencio era síntoma de una negociación muy intensa o síntoma del estado de shock del PSOE, que tenía que empezar a negociar", ha señalado.