La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha asegurado este viernes en 'Al Rojo Vivo' que el acuerdo del Gobierno de llevar el salario mínimo interprofesional (SMI) al 60% de los sueldos medios en España -en torno a 1.200 euros al mes- se va a cumplir, a pesar de que este año no se haya producido todavía la subida.

"Vamos a cumplir el acuerdo de Gobierno", ha subrayado la ministra, férrea defensora del alza de los sueldos suelo. Para Díaz, en un sentido económico tiene sentido subir el SMI ya que opera sobre los asalariados que no están protegidos por un convenio colectivo, algo que afecta sobre todo a aquellos más precarizados, como son los jóvenes o las mujeres. Para ello ha recurrido a la comparación internacional, subrayando que una de las primeras medidas a tomar por el presidente estadounidense Joe Biden es la subida del salario mínimo federal.

En el Gobierno se mostraron dos posiciones muy enfrentadas al respecto de subir la cuantía en plena pandemia: por una parte, el sector más moderado, representado por la vicepresidenta Nadia Calviño, en contra del alza; y por otro, la parte representada por Unidas Podemos, a favor de una subida mínima de los salarios. Al respecto se ha pronunciado Díaz, que ha reconocido el debate pero se ha mostrado "segura" de que lo van a resolver con un acuerdo en la mesa del diálogo social.

¿Cuándo? Díaz ha preferido no fijar un horizonte claro: "Nunca doy fechas porque el diálogo social no permite dar fechas, pero dejadnos trabajar en este sentido. El diálogo social requiere de discreción y tranquilidad".

Movilizaciones de los sindicatos

La ministra es muy cercana a los sindicatos y se le ha preguntado al respecto de las movilizaciones que pretenden llevar a cabo UGT y CCOO para presionar por una reforma laboral. La ministra ha decidido lanzar balones fuera: "Respeto a los sindicatos y hacen bien en defender sus derechos y los de los trabajadores. Ellos hacen lo que tienen que hacer y los gobiernos, también".

Preguntada sobre el borrador del Ministerio de Seguridad Social que contemplaba una ampliación de los años que se utilizan para calcular la pensión, de 25 a 35, Díaz se ha remitido al secreto de las deliberaciones del Gobierno, pero ha reconocido que discrepa del pensar del ministro de Inclusión, José Luis Escrivá.

"Escrivá y yo trabajamos siempre, no quiere decir que pensemos lo mismo. Trabajamos materias conjuntas", ha zanjado, asegurando que ha habido múltiples borradores de reformas y que el Gobierno va "a proteger las pensiones y cumplir con el pacto" alcanzando entre el PSOE y Unidas Podemos.

Paro juvenil: formación y reforma de los contratos

Sobre el paro juvenil, la ministra lo ha destacado como "el problema más importante que tiene nuestro país" y ha subrayado que su departamento está terminando una estrategia para acabar esta lacra, una estadística en la que España lidera.

Así, Díaz sostiene que el mercado laboral español "tiene que ser corregido" para fomentar los contratos de formación, en lugar de otras figuras más precarias. En 2019 solo se firmaron 9.000 contratos de clase, lo que demuestra que los empresarios no recurren a él.

"Hay jóvenes con hipercualificación pero que está con un contrato de beca de 400 euros. Es una fotografía de nuestro mercado laboral: jóvenes hipercualificados y cifras de abandono escolar brutales", ha lamentado. Para ello, su departamento está trabajando en fomentar y cambiar la formación para orientarla más al mercado productivo y también modificar los marcos de contratación, fomentando, por ejemplo, primeros trabajos en sectores digitalizados a sufragar por su Ministerio.

La ministra ha lanzado una pulla al líder de la oposición, Pablo Casado, quien insistió este jueves en 'Al Rojo Vivo' que en España hay cinco millones de parados. "Tenemos 3,7 millones de parados. 15,6% en términos EPA. Ayer escuché al líder de la oposición en este programa y, o bien miente de manera contumaz y me preocupa porque es el jefe de la oposición, o bien es un hombre desinformado, lo cual me preocupa todavía más".