Yolanda Díaz tiene por objetivo continuar creando empleo atendiendo a las nuevas necesidades de la sociedad. La digitalización, las grandes empresas o los pequeños empresarios son, a su juicio, "realidades a las que hay que atender" porque "la composición laboral del siglo XXI" ha cambiado.

Para ello, la ministra de Trabajo ha asegurado que impulsará la creación de "un estatuto del siglo XXI" y acabará con medidas de la reforma laboral como el artículo 52D, que "permite que un trabajador pueda ser despedido por una baja y que vulnera la legislación internacional".

"Hay que derogarlo con urgencia y mejorar los aspectos que tienen que ver con la negociación colectiva, algo que ya estaba en el acuerdo presupuestario. El equilibrio entre trabajadores y empresarios se ha roto y hay que volver a la posición anterior", ha apuntado en su primera entrevista como ministra.

"Lo que da miedo es que el 92% de los contratos registrados sean temporales"

En cuanto a las declaraciones de a Antonio Garamendi, presidente de la CEOE, que ha señalado que la subida del Salario Mínimo Internacional (SMI) ha "provocado que la economía sumergida se haya disparado", Yolanda Díaz se ha mostrado muy tajante: "No debe hacer apología de acudir a la economía sumergida".

Más contratos indefinidos

La titular de Trabajo ha respondido también a otras declaraciones del empresario, que ha dicho que a la patronal le "da miedo la batería de medidas" del nuevo Ejecutivo. "Lo que da miedo es que tengamos una sociedad en la que el 92% de los 22 millones de contratos registrados sean temporales. No queremos vidas precarias en nuestra sociedad", ha señalado Díaz.

Asegura que lo habitual tiene que ser que haya contratos indefinidos y que los temporales estén justificados y deben ser puntuales. También dice que es urgente revisar la subcontratación, porque cree que ahí está la clave de la precariedad.

Considera que los contratos temporales deben ser puntuales y justificados.

Para empezar a encaminar estas reformas, la dirigente de Unidas Podemos se reunirá con los empresarios, los sindicatos y todos los agentes sociales. "La intención es que colectivamente, con el diálogo social, acabemos con la precariedad", ha señalado al respecto.