Vicente Vallés, que moderará junto a Ana Blanco el debate de los candidatos a las elecciones del 10N ha asegurado en Al Rojo Vivo que todo está prácticamente preparado para esta cita televisiva. "Todo lo que es previsible está previsto", ha afirmado.

El presentador ha apuntado que "lo que da más interés a los debates electorales" es cómo puedan influir en el electorado, máxime cuando, como en esta ocasión, el porcentaje de indecisos es elevado. "Los debates pueden permitir a un amplio sector del electorado aclarar sus ideas", ha señalado, aunque ha advertido de que "cualquier cosa puede ocurrir de aquí al domingo".

En cuanto al debate de este lunes, organizado por la Academia de Televisión, Vallés ha aclarado que finalmente "habrá preguntas", aunque ha matizado que un debate "lo protagonizan los candidatos y lo que más interesa es que haya intercambio de opiniones" entre ellos. "Vamos a intentar darle vivacidad al debate introduciendo preguntas para facilitar ese debate entre los candidatos", ha explicado.

Así, aunque el de esta noche "no va a ser exactamente igual que los debates que hemos organizado en Atresmedia", el debate de los candidatos será uno "que tenga flexibilidad, que tenga preguntas, y va as ser un debate que sin ninguna duda va a tener enfrentamientos dialécticos importantes e interesantes para los espectadores".

La gran pregunta que "va a estar sobrevolando todo el debate", ha concluido Vicente Vallés, es si habrá gobierno después de estos comicios. "Esa es la gran cuestión, el desbloqueo", ha resumido, "cómo cada uno de estos partidos va a trabajar a partir del 11 de noviembre para desbloquear la situación y que España pueda tener un gobierno".