El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha defendido que las críticas de los ganaderos a su campaña para reducir el consumo de carne se producen porque es un "perjuicio para aquellas grandes empresas con muchos beneficios".

"Hay que consumir de forma más moderada lo que ahora se consume de manera excesiva. Y lo hago sabiendo que eso es un perjuicio para aquellas empresas que tienen muchos beneficios gracias a esa demanda excesiva", ha dicho Garzón en directo en una entrevista en Al Rojo Vivo.

El titular de Consumo ha defendido que entiende que esas compañías "poderosas" y con "influencia" lo "insulten" o intenten "menoscabar" su imagen, pero que tiene "el deber y la responsabilidad política de pensar y proteger a la ciudadanía española y decirle que los derechos del consumidor incluyen saber lo que se come y sus efectos".

Así, el representante de Unidas Podemos en el Gobierno ha asegurado que su prioridad es "proteger a las familias trabajadoras y explicar los riesgos que existen en ciertas pautas de consumo" y también el medio ambiente.