Mal trago del ministro de Consumo, Alberto Garzón, en pleno directo en Al Rojo Vivo. El miembro del Ejecutivo ha escuchado en directo la primera reacción del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a la polémica por su campaña para reducir el consumo de carne roja, por los beneficios para la salud y el planeta.

"A mí, donde me pongan un chuletón al punto... Eso es imbatible", ha asegurado Sánchez. Garzón no ha podido evitar la cara de circunstancias en pleno directo, y ha bromeado después que él lo prefiere "poco hecho". Garzón ha explicado que la acción de su departamento "no significa no consumir carne", sino hacerlo "siguiendo las indicaciones sanitarias" y controlando el origen de la carne frente a las macrogranjas.

"Este debate toca fibras económicas y eso provoca reacciones. Es un debate necesario", ha defendido el ministro, para después sostener que "dentro de cinco o diez años miraremos este debate y nos parecerá como el del tabaco en su momento". Garzón ha asegurado que estará "satisfecho" solo con "haber contribuido a que la ciudadanía sepa lo que puede hacer para proteger su salud".

En este sentido, Garzón ha respondido al ministro Planas asegurando que esta política aparece en la estrategia del Gobierno de cara a 2050, aunque insiste en que todavía no ha hablado con su compañero del Gobierno.

"El presidente presentó hace apenas un mes un informe de prospectiva para España 2050 donde aparecía la reducción del consumo de carne", ha apuntado, asegurando además que dentro del Ejecutivo "no se presupone un pensamiento monolítico".

Garzón ha señalado que le parece "un acierto" el haber creado el "momento político" para que la gente tome consciencia de lo que implica la excesiva ingesta de carne.