Segundos después de recoger su cartera ministerial y con semblante serio, Pablo Iglesias ha admitido que "la responsabilidad pesa", pero ha destacado que "la seriedad es equiparable a la de la enorme responsabilidad que tenemos de hacer este país un poquito mejor".

Así lo ha manifestado a laSexta, en las que son sus primeras declaraciones a la prensa como vicepresidente segundo del Gobierno de coalición y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030.

"A partir de ahora toca lo difícil, que es ponerse a trabajar", ha afirmado Iglesias, el mismo día en que ha prometido su cargo, destacando que "hay mucha gente en este país que espera que este Gobierno cambie algunas cosas".

"Vamos a trabajar por que la próxima década sea la del constitucionalismo democrático y con muchas ganas", ha prometido.