Juan Jesús Vivas, presidente de Ceuta, ha cargado duramente contra Vox tras la bronca que protagonizaron en la Asamblea este jueves: "El pleno lo perturbó Vox a conciencia para darle una segunda vuelta a su intento de división de los ceutíes para sacar provecho".

El popular asegura que el partido de extrema derecha busca "incendiar Ceuta al servicio del populismo retrógrado y letal", algo que tendría "consecuencias fatales para" la ciudad autónoma.

"De alguna manera separaban a los ceutíes a la hora de defender nuestra españolidad, Ceuta es España porque lo dice la historia, el derecho y porque lo quiere el corazón de todos los ceutíes; cristianos, musulmanes, judíos e hindúes", ha apuntado.

Vivas asegura que la ciudadanía ha sabido "distinguir entre la intención de las autoridades del país vecino" -que abrieron la frontera deliberadamente tras la ayuda de España al líder del Frente Polisario-, y las personas que llegaron a Ceuta: "Personas víctimas de la miseria, del engaño y de la manipulación".

En este sentido, el presidente ha asegurado que "la unidad" en la "principal fortaleza" del pueblo de Ceuta y ha destacado que "el Estado estuvo" en la ciudad durante la crisis, "desplegándose a través de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, el Ejército y acudiendo a la Asamblea a decir que Ceuta es España". "Es el momento de la unidad, no es el momento de la provocación", ha zanjado.