Durante uno de sus mítines, el líder de Vox, Santiago Abascal, leyó apellidos de origen extranjero de entre los que figuran en la lista de beneficiarios de ayudas al alquiler de la Comunidad de Madrid. Mientras iba leyendo señalando a estas personas, sus seguidores abucheaban.

La intención del líder de Vox era denunciar como, supuestamente, la legislación beneficia a los inmigrantes a la hora de recibir estas subvenciones. Algo que es falso, según ha constatado Newtral.es, que ha confirmado que se trata de otra de las mentiras del líder de extrema derecha contra el colectivo migrante.

De hecho, el propio documento oficial del que Abascal leyó los nombres -de personas que, asumió, eran extranjeras, ya que tampoco conocía su nacionalidad- desmiente esta afirmación: aunque se limitó a leer los apellidos que le parecieron extranjeros, la realidad es que el 81,5% de las personas que recibieron esas ayudas son españolas.

Además, para acceder a las ayudas a la vivienda de la Comunidad de Madrid hay que cumplir una serie de requisitos que son iguales para todo el mundo, al margen de la nacionalidad y de cualquier otro criterio. Es más, para pasar la selección, entre otras cosas, los solicitantes deben tener la nacionalidad española o residencia legal en España, por lo que ninguna de las personas que aparece en la lista se encuentra en el país en situación irregular.

Por otra parte, la Consejería de Vivienda de la Comunidad de Madrid (en la que gobiernan PP y Ciudadanos con el apoyo de Vox) ha confirmado a Newtral que estas ayudas se dan solo por criterio de renta, pues su objetivo es ayudar a los más desfavorecidos y a los jóvenes.