En el aeropuerto de Kabul está viviendo una situación "dramática" y de auténtico caos desde que los talibanes se hicieran con el poder en la mayor parte del país.

Miles de personas se concentran en las inmediaciones del aeródromo de la capital afgana para intentar ser evacuados en alguno de los aviones que envían los gobiernos extranjeros. Ello provoca, como ha explicado la ministra de Defensa en Al Rojo Vivo, que se produzcan "avalanchas".

Además, los insurgentes hacen que muchos de los que tienen que ser repatriados no puedan acceder al aeropuerto y ejercen "la violencia física contra los niños". "La situación es muy difícil, es un caos y hay muchas dificultades en el acceso", ha detallado Margarita Robles.

Ante esta situación, ha recomendado que las personas que tienen que salir se "mantengan en grupo" por cuestiones de seguridad e intenten no abandonar el aeropuerto. También ha vuelto a recordar que a los militares les puede ayudar que los afganos porten algún elemento rojo o bandera o griten "España" para que les reconozcan.

La dirigente socialista también ha recordado que los evacuados son "familias que están dejando su vida atrás, vienen con lo puesto y pertenencias escasas", que han tenido que "llegar a Kabul en un país lleno de 'checkpoint' talibanes que a veces les impiden el paso".

Un ejemplo del caos que se vive es el aeropuerto es la historia de una niña afgana que se separó de su familia en una avalancha que se formó para llegar a uno de los aviones la pasada semana. La pequeña se perdió entre la muchedumbre sin poder ser evacuada con sus padres. Ahora la ministra ha desvelado en Al Rojo Vivo que "la niña está localizada" aunque "el resto de la familia con la que podría venir tiene miedo" de volver al aeropuerto de Kabul. "Cuando la gente no consigue entrar la primera vez en el aeropuerto, tienen que volver a sus casas y tienen miedo de volver", ha explicado destacando a su vez que tienen que sortear un peligroso camino lleno de "violencia" y "de checkpoints de los talibanes".