Las autoridades sanitarias coindicen: es necesario mantener las restricciones de movilidad en Semana Santa si no queremos experimentar un aumento disparado de los contagios de coronavirus y los fallecimientos, como ocurrió tras las vacaciones de Navidad.

Es el caso del epidemiólogo y exdirectivo de la OMS Daniel López-Acuña, que ha advertido en Al Rojo Vivo de que "los niveles de incidencia que tenemos (175 casos por cada 100.000 habitantes) todavía son altos y generan transmisión comunitaria". Si actuamos igual que en la época navideña, ha insistido, iremos de "camino a una cuarta ola".

En esta entrevista también se ha referido a las declaraciones de Fernando Simón, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), que ha pedido prudencia y "un pequeño esfuerzo para el mes o mes y medio que nos queda". Al respecto, Acuña ha instado a ser "más cautos con las previsiones porque nos quedan muchos meses de seguir con la guardia en alto".

Hay que seguir con las medidas restrictivas y continuar con el proceso de vacunación. Eso no se logra en un mes"

"Hay que seguir con las medidas restrictivas, esperar que las variantes no nos compliquen la situación y continuar con el proceso de vacunación. Eso no se logra en un mes", ha manifestado al respecto.

Asimismo, ha instado a seguir el ejemplo de Alemania, que utiliza umbrales mucho más estrictos a la hora de medir cuándo son o no necesarias determinadas restricciones. A su juicio, debemos "hacer sacrificios para conseguir que en verano estemos en la mejor situación posible".

Daniel López-Acuña también se ha pronunciado sobre la vacunación, que se encuentra al 3% y el Gobierno pretende que se sitúe en torno al 70% a finales de verano. En este sentido, ha destacado que tenemos que recibir más dosis y ser más eficientes en su "aplicación" porque "no todas las comunidades autónomas" están inoculando todas las vacunas recibidas.