La Comisión Europea ha dado un toque de atención al Gobierno por su propuesta para modificar la ley que permite renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Parece no gustarle el camino que ha tomado Pedro Sánchez, pero ¿hasta qué punto puede afectar esto a los fondos de reconstrucción europeos?

Pablo Rodríguez Suances, corresponsal de 'El Mundo' en Bruselas, ha explicado en Al Rojo Vivo "ahora mismo no nos afecta porque no hay mecanismo aprobado", pero es cierto que los países nórdicos quieren aprobar una herramienta para poder bloquear los fondos a los miembros que incumplan el Estado de Derecho.

"A largo plazo no afecta a los fondos, pero sí puede hacerlo a largo plazo", el corresponsal en este vídeo. Si bien, para que esto ocurriera tendrían que darse circunstancias extremas. En primer lugar, el Gobierno tendría que sacar adelante su propuesta para renovar el organismo judicial y la Comisión Europea podría darle un nuevo toque de atención. Si a pesar de ello, el Ejecutivo sigue adelante y da argumentos al respecto, Europa puede abrir un debate y formalizar un procedimiento de infracción. Entonces, nuestro país podría aplicar una réplica e ir al Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea. Finalmente, el consejo de Estrasburgo podría paralizar todo el proceso si Pedro Sánchez insiste en su propuesta.

Este proceso, añade Rodríguez Suances, podría demorarse meses y meses, por lo que a corto plazo esta medida no afectará a la aportación de los fondos de reconstrucción, de los que España recibirá 140.000 millones de euros.

A juicio del experto que ha intervenido en Al Rojo Vivo, el toque de atención de la Comisión Europea es un simple aviso, "un recordatorio". "No están escandalizados porque estamos a años luz del caso de Polonia, pero sí hay un mensaje claro de que 'no es la dirección ni el momento'", ha sentenciado al respecto.

Precisamente, Pablo Casado ha señalado que "si Sánchez no retira su atropello legal, pondrá en riesgo los fondos de reconstrucción". Algo por lo que, ha dicho, "llegarán hasta el final en las instituciones y tribunales europeos". Pero lo cierto es que el Partido Popular se ha negado a negociar la renovación si Unidas Podemos participa en este debate.

 

A pesar de la polémica, el Ejecutivo mantendrá la reforma de CGPJ. El pasado martes PSOE y Unidas Podemos registraron su propuesta para reformar la ley que regula la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), con el fin de modificar las mayorías parlamentarias necesarias para renovarlo y poner fin así al bloqueo.

La intención de los dos partidos de Gobierno es la de rebajar la mayoría de tres quintos necesaria a mayoría absoluta de 176 escaños para poder renovar dicho órgano a través del bloque de investidura, sin necesitar los votos del Partido Popular, que no quiere sentarse en una negociación con la formación morada.