Rocío Monasterio ha pedido que durante la segunda sesión de investidura en la Asamblea de Madrid se traten todos los puntos que acordaron PP, Ciudadanos y Vox para que el partido de Santiago Abascal apoyase definitivamente el gobierno de los dos primeros en la Comunidad de Madrid.

El próximo vicepresidente del Gobierno por Ciudadanos, Ignacio Aguado, asegura que el documento del que habla Monasterio no es incompatible con el documento de 155 medidas firmado oficialmente por PP y Ciudadanos para gobernar: "Es un documento asumible, por lo que vamos a insistir en las medidas que consideramos prioritarias al inicio de esta nueva legislatura".

En este sentido, dice que "el acuerdo habla de bajar impuestos, garantizar las libertades o de violencia machista", reformas que son "aprobadas e interesantes para la inmensa mayoría" de los madrileños.

Por ello, confían en que el apoyo que Vox ha anunciado se formalice en la votación de investidura de Ayuso: "A día de hoy, iban a desbloquear la investidura".

Propone cerrar Avalmadrid

Desde Ciudadanos han pedido el cierre de Avalmadrid porque "se ha convertido en un chiringuito que ha perdido todo el prestigio y credibilidad".

Si no se cierra, dice, apostará por retirar la participación de la Comunidad en la empresa que, de momento, es de carácter semipúblico.

Sobre las informaciones que apuntan a que Ayuso pudo incurrir en un alzamiento de bienes, Aguado reconoce que la función de determinar si se produjo o no ese delito "corresponde a los tribunales". Pero defiende una postura firme en Ciudadanos contra la corrupción: "Nosotros vamos a trabajar para que en la Comunidad no quede ni rastro ni sombra de la corrupción".

Preguntado por si se sumará a la petición de otras formaciones, que instan a Ayuso a que ofrezca explicaciones sobre la gestión de Avalmadrid y su relación con Ayuso, Aguado responde que considera "fundamental que haya transparencia. Estamos gestionando el dinero de todos y lo tenemos que hacer de forma eficiente", asegura.