Isabel Díaz Ayuso ha basado parte de su campaña electoral por el 4M en defender "la libertad" con la que se vive en la Comunidad de Madrid. Una "libertad" que, a su juicio, no hay en otras comunidades españolas. Para la presidenta y candidata del PP, en esta región hay "libertad para salir de trabajar e ir al teatro o a tomarse algo" e, incluso, para "no encontrarse con un exjefe o un exnovio si se cambia de empresa o de pareja".

Un discurso que los candidatos del bloque progresista rechazan defendiendo que su concepto de libertad se basa en "poder ir a la universidad aunque nazcas en una familia con pocos recursos", "en poder coger cita antes de 15 días en un centro de salud" o "en tomarse una cerveza sabiendo que no te echarán del trabajo".

Así lo han señalado Pablo Iglesias o Mónica García en Al Rojo Vivo. A la líder de Más Madrid, Ayuso le "recuerda a un adolescente caprichoso que dice 'quiero hacer lo que me dé la gana'". Así lo ha manifestado tras ver varios fragmentos de los discursos de la 'popular' defendiendo su concepto de libertad. Quiere "libertad sin responsabilidades, como un coche sin frenos", ha manifestado al respecto.

"Hay muchas maneras de vivir a la madrileña. Estamos los que madrugamos, los que trasnochamos, los que nos encontramos a un ex porque queremos quedar con él, los que queremos cita en menos de 15 días de un centro de salud o los que tomamos una cerveza sabiendo que no nos echarán del trabajo", ha apostillado Mónica García.

Además, antes de finalizar su entrevista con Antonio García Ferreras ha asegurado que "este lema de pisotear al prójimo y del sálvese quien pueda" no le gusta y espera que "no llegue a la Puerta del Sol".