El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha afirmado que hay indicadores de consumo rápido, como el uso de las tarjetas de crédito, que afirman que "se está reactivando la actividad productiva, como el consumo y la producción". Sin embargo, se ha mostrado cauteloso: "Ahora mismo para salir del bache enorme en le que estamos hace falta un impulso fiscal de enorme magnitud y eso es lo que se está discutiendo en la UE".

El Fondo Monetario Internacional afirma que el PIB de 2020 caerá en España un 12,8%. Una estimación que no ha valorado Garzón: "Lo que está claro es que estamos en una caída descomunal de la actividad, no solo en nuestro país, en el mundo".

Sobre el informe de Oxfam que vaticina que 700.000 personas acabarán siendo pobres tras la crisis, Garzón ha asegurado que desgraciadamente es "normal": "Cualquier crisis económica se ceba por defecto en los más desfavorecidos".

Por eso, ha dicho el ministro, el Gobierno tuvo "muy claro" que lo que tenía que hacer era "desplegar un escudo social para proteger a las familias más vulnerables": "Los ERTEs es una socialización de nóminas, el IMV, otras propuestas encaminadas a evitar que las empresas quiebren... es un esfuerzo ingente".

Este impacto es algo que está ocurriendo "en todos los países", según ha aseverado el ministro. "La diferencia de nuestro país es que ese acento de izquierdas se nota de manera extraordinaria. Hay medidas que no se hubieran visto si no hubiera Gobierno de coalición", ha afirmado.

"Creo que este Gobierno de coalición está cumpliendo, especialmente ante la dificultad añadida de una oposición absolutamente beligerante que no quier hablar ni participar de acuerdos de consenso y muy diferente a la que se ve en otros países y que tiene como objetivo la rentabilidad política a corto plazo de derribar a un Gobierno, aunque sabe que eso no beneficia a nuestro país en el corto y en el largo plazo", ha explicado Garzón.

Críticas de la oposición

El ministro no ha negado que el Gobierno haya cometido errores, y ha reiterado que es "normal": "Estamos hablando de una crisis económica derivada de una crisis sanitaria derivada también de un virus que es nuevo".

Es una caricaturización del adversario político y una deshumanización que cala en la sociedad una idea de que todo vale

"Nosotros que somos un Gobierno que nos regimos por el criterio científico, lo hacemos en un entorno de incertidumbre, no de certezas perfectas. Asumamos los errores como un elemento normal", ha espetado Garzón, que a pesar de mostrarse partidario de que la oposición ejerza la crítica, ha afirmado que la española ha dado "un salto cualitativo entre criticar determinados errores y utilizar una escenificación peligrosa que intenta convertir un gobierno legítimo en uno ilegítimo o que intenta utilizar conceptos como 'gobierno criminal'".

"Es una caricaturización del adversario político y una deshumanización que cala en la sociedad una idea de que todo vale contra este gobierno y eso lo que acentúa son excesos verbales", ha afirmado Garzón, que ha asegurado que esto no se está viendo en otros países: "Es de esperar que la extrema derecha española hiciera lo propio, ser ultra. Lo que no era normal es que el PP se sumara a esa estrategia de acoso y derribo".

"Creo que sería deseable que el PP se democratizara en sus discursos políticos y participara de los acuerdos globales, desde el disenso y la oposición, pero normalizando que estamos en una democracia con un Gobierno legítimo", ha explicado.

Impuesto a las grandes fortunas

Garzón ha afirmado que es una cuestión de financiación y que "el impuesto da las grandes fortunas es una opción que se ha planteado desde Unidas Podemos", pero es solo "una opción más". Por eso, ha incidido el ministro, lo que realmente va a marcar la diferencia en términos de financiación para cualquier posible reforma fiscal son los fondos europeos.

"El impuesto a las grandes fortunas es un elemento más dentro de ese mapa. Eso es lo que tendrán que acordar los que están llevando el día a día en el Parlamento", ha explicado el ministro.

Garzón también se ha mostrado partidario de que se rebajara el IVA de los productos sanitarios a los ciudadanos, pero ha rehusado de manifestar la postura del Gobierno al respecto: "Creo que es una opción atractiva, pero no nos olvidemos de que la clave es financiar el sistema público de salud, uno de los ejes fundamentales de la Comisión de Reconstrucción".

[[LINK:INTERNO|||Video|||5eea49357ed1a8fd8b86f7fe|||

Sellos 'Covid free'

]]

El ministro de Consumo también ha asegurado estar "atento" a los sellos 'Covid-19 Free', por los que en muchas ocasiones se cobra tasas a los clientes: "Ese tipo de mensajes son falsos, es un engaño y más allá de su carácter de independencia jurídica es importante que hagamos pedagogía".

"Tenemos que decir a las empresas que ese tipo de mensajes pueden llevar a equívocos a mucha gente que pueda disminuir su grado de atención a las medidas de seguridad, y eso no es cierto. El virus está ahí", ha aseverado.

"Doy un consenso de 10 a este Gobierno"

Alberto Garzón ha asegurado que hay "una fortaleza y un consenso de 10" entre el Gobierno, incluso mayor que el que había antes de la pandemia. "Ante la adversidad hemos sido capaces de ponernos de acuerdo en lo fundamental", ha explicado Garzón, que ha afirmado que era proteger a la "gente humilde" de la crisis económica.

"Noto esa estabilidad con claridad y confío en que siga siendo así porque si hemos sido capaces de ir superando esas adversidades tan importantes estoy seguro de que agotaremos la legislatura", ha afirmado.