Ada Colau cree que es imposible eliminar la campaña electoral, pero sí pide a los partidos que se pongan de acuerdo para limitar el gasto electoral para enviar un mensaje a la ciudadanía para que sepan que "la culpa no es suya", ya que ellos "no querían elecciones".

La alcaldesa pone como ejemplo que enviar las papeletas de todos los partidos en un único envío es una de las ideas que pueden propiciar que se ahorren millones de euros en la propaganda de unas elecciones que no han pedido los votantes.

"No es de recibo que se asuma que va a haber 140 millones de gasto de dinero público", reivindica Colau, para quien una primera medida ejemplarizante es que los partidos se pongan de acuerdo para limitar el gasto electoral con una campaña de mínimos.

Sobre la falta de acuerdo, piensa que el gran responsable es Pedro Sánchez, aunque piensa que también es un fracaso del sistema de partidos. Y concluye: "Espero que haya un voto masivo para Unidas Podemos".