"La guerra del fútbol crece en intensidad". Así de contundente ha iniciado Antonio Ferreras su editorial en 'Al Rojo Vivo' sobre el terremoto que ha sacudido el mundo del fútbol en las últimas horas: el anuncio de la Superliga europea de fútbol con Florentino Pérez como presidente de la competición.

Con 12 'gigantes' del viejo continente apoyando un proyecto que busca recuperar el gusto por el fútbol en la población más joven, así como sufragar las terribles secuelas económicas devenidas de la pandemia, la 'guerra' entre los 'grandes' y la UEFA y la FIFA está abierta.

"Los clubes consideran que la situación del fútbol es de altísimo riesgo y consideran que son necesarios nuevos ingresos", ha señalado Ferreras, criticando también la actitud de Ceferin, presidente de la UEFA, desde que se conociese la noticia: "La UEFA, con Ceferin al frente y la estrategia del chantaje, ha llegado incluso al insulto. Ceferin amenaza a jugadores y clubes porque la UEFA quiere seguir controlando su cortijo particular".

A su vez, el presentador de 'Al Rojo Vivo' ha destacado la importancia de preservar la seguridad de los equipos que no participen en la competición: "El nuevo proyecto debe garantizar la fortaleza del resto de equipos".

"Los responsables políticos deben enterarse, informarse y saber de lo que hablan, y no apuntarse a la demagogia futbolera", ha añadido Ferreras.

Seguidamente, ha realizado una reflexión en torno a otros cambios que se han producido en el fútbol 'moderno' en los últimos años: "¿Qué es la pureza del fútbol? Jugar la Supercopa de España en Arabia Saudí, llevar un Mundial Catar en invierno después de comprar a los que votaban, jugar en Miami un partido de LaLiga...".

"Entiendo la preocupación del Sanluqueño, del Cádiz, del Betis o de Osasuna, pero a estos que van de defensores de la pureza del fútbol solo les interesa su cortijo", ha zanjado, contundentemente, Antonio Ferreras.