Tras décadas de neutralidad, Suecia y Finlandia se encuentran más cerca que nunca de incorporarse a la OTAN ante la invasión rusa de Ucrania. ¿Cómo quedaría el mapa de Europa tras su adhesión a la Alianza Atlántica?

En el vídeo que ilustra estas líneas, la periodista Ana Cuesta ilustra cómo serían las nuevas fronteras entre la OTAN y los países ajenos a la organización con la entrada de ambos países, que supondría sumar casi 800.000 kilómetros cuadrados de nuevo territorio a la Alianza.

Actualmente, la conforman 30 países -en azul oscuro en el mapa del vídeo- todos ellos en Europa a excepción de Canadá y Estados Unidos. Creada el 4 de abril de 1949, los primeros 10 fundadores fueron EEUU, Canadá, Francia, Bélgica, Italia, Dinamarca, Luxemburgo, Islandia, Noruega, Países Bajos, Portugal y Reino Unido.

España se unió oficialmente en 1982 y fue el decimosexto país en incorporarse. Desde el final de la Guerra Fría, sin embargo, lo han hecho también más de una decena de países del antiguo bloque oriental, incluyendo tres antiguas repúblicas soviéticas. Por su parte, Rusia sigue viendo a la OTAN como una amenaza y ya ha amenazado a Finlandia con represalias militares si finalmente se une a la Alianza.

Los últimos países en sumarse a ella -entre 2004 y 2020- han sido 11 naciones del este de Europa: Rumanía, Bulgaria, Eslovenia, Eslovaquia, Estonia, Letonia, Lituania, Albania, Croacia, Montenegro y Macedonia del Norte, la última en hacerlo en 2020.

La adhesión de Finlandia y Suecia -marcadas en azul claro en el vídeo- elevaría a 32 los países que forman parte de la OTAN. Enfrente, quedarían Rusia, Bielorrusia y Kaliningrado, en el centro de la OTAN y la UE. Puedes ver estos territorios marcados en rojo.