El empresario e íntimo amigo del rey emérito Juan Carlos I, Josep Cusí, recibió el poder sobre una sociedad registrada en Panamá en 2004. Esa sociedad, Stream SA, mantuvo una cuenta corriente en Andorra de la cual, presuntamente, se habría beneficiado el propio Juan Carlos I.

El poder general, incluido en la documentación de los Pandora Papers -una investigación coordinada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), en la que han participado laSexta y El País-, fue otorgado apenas una semana después de que se pusiera en marcha la sociedad: el 6 de octubre de 2004.

Ese documento, conocido como 'poder de ruina', permite a su portador hacer de todo con la sociedad que se lo ha concedido: comprar y vender propiedades, abrir cuentas bancarias, solicitar préstamos e hipotecas…

El poder se emite a petición de la junta directiva de Stream SA, liderada por Edgardo E. Díaz. Este es uno de los nombres recurrentes en la documentación obtenida al despacho Alemán, Cordero, Galindo y Lee (Alcogal) –uno de los catorce bufetes en el centro de esta investigación- y que también aparece vinculado a los nombres de Pep Guardiola, Miguel Bosé o José María Manzanares. Como intermediaria aparece la consultora andorrana AFSI, de la entidad bancaria Andbank, de acuerdo con la correspondencia a la que hemos tenido acceso.

El mismo 6 de octubre se emite otro poder general independiente del de Cusí: este a nombre de Inés Muiños, la segunda mujer del empresario, y de Buenaventura Castellanos, secretario de Navilot, la compañía de Cusí.

Este poder se revocó diez años después, el 5 de marzo de 2014. Ese mismo día se emite uno nuevo: a favor de Muiños, Castellanos y Víctor Cusí Fonolleras.

Además, de acuerdo con la documentación obtenida por laSexta, en un principio las acciones emitidas eran al portador. Esto fue así hasta el 15 de abril de 2016: entonces todas las acciones pasan a nombre de Cusí.

Según las indagaciones del fiscal suizo Yves Bertossa, publicadas en El Confidencial, esta sociedad se habría empleado para ocultar la identidad detrás de una cuenta en Andorra que llegó a acumular diez millones de euros. La fiscalía suiza, de acuerdo con el diario, cree que el rey emérito estaría vinculado a esta cuenta bancaria y que Cusí habría sido un testaferro de Juan Carlos I.

La amistad entre Cusí y Juan Carlos se remonta más de cuatro décadas y está vinculada, sobre todo, a la pasión del emérito por la vela. Cusí sufragó la compra de las sucesivas Bribón que utilizó el emérito para las regatas: desde 1976 hasta 2015. También, según informaciones de 'The Telegraph', habría pagado casi 270.000 dólares de la luna de miel del rey Felipe y la reina Letizia.

Los Pandora Papers son la mayor colaboración periodística de la historia. Más de 600 periodistas de 150 medios y casi 120 países han participado en la investigación de 12 millones de documentos obtenidos de 14 despachos que se dedican a la creación de sociedades offshore. El proyecto ha sido coordinado por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, en el que participan laSexta y El País como socios españoles, y del que forman parte medios internacionales como The Washington Post, The Guardian o el Süddeutsche Zeitung.