Músico, batería, cantante, compositor, actor... Ringo Starr es muchas cosas, pero lo que no queda claro si es también un evasor de impuestos. Según la documentación a la que ha accedido el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, en el que participan laSexta y El País, el británico está vinculado a dos empresas offshore y hasta cinco fideicomisos en Bahamas y Panamá, dos paraísos fiscales. Así lo publicamos en los Pandora Papers, la mayor colaboración periodística de la historia.

El verdadero nombre de Ringo Starr es Richard Starkey, y ese es el que aparece en los documentos de los Pandora Papers. Según estos papeles, el músico, que tiene una fortuna estimada en unos 350 millones de euros, es beneficiario de Rectory Holdings, una compañía offshore creada en el paraíso fiscal de las Bahamas y utilizada para una vivienda privada del artista en Los Ángeles.

La empresa, aunque creada en Bahamas, tiene su dirección en otro paraíso fiscal: el Principado de Mónaco. De esta manera, todo apunta a que el exBeatle tenía creado un complejo sistema para gestionar sus bienes inmuebles, aunque no solo eso.

Los Pandora Papers revelan otra empresa en Bahamas y hasta cinco fideicomisos del artista creados en el también paraíso fiscal de Panamá. Al menos tres de estos trust tendrían tendrían pólizas de seguros de vida, con sus hijos como beneficiarios, y otro fideicomiso valdría para los ingresos de sus actuaciones en directo, de acuerdo a la investigación.

Pese a toda esta información, los representantes de Starr se han negado a responder sobre sus trust.

Los Pandora Papers son la mayor colaboración periodística de la historia. Más de 600 periodistas de 150 medios y casi 120 países han participado en la investigación de 12 millones de documentos obtenidos de 14 despachos que se dedican a la creación de sociedades offshore. El proyecto ha sido coordinado por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, en el que participan laSexta y El País como socios españoles, y del que forman parte medios internacionales como The Washington Post, The Guardian o el Süddeutsche Zeitung.