Nos suena la canción del "1 de enero, 2 de febrero…", nos suena la vestimenta blanca y roja, nos suena el Chupinazo, pero seguro que nos suenan tanto las normas para correr bien un encierro en los Sanfermines de Pamplona:

- Lo primero e indispensable: ser mayor de edad. Sólo los mayores de 18 años podrán correr delante de los toros. Importante: únicamente por delante de los astados, nunca detrás de ellos.

- Prohibidos bolsos, mochilas o cualquier tipo de accesorio que pueda entorpecer la carrera junto a las morlacos.

- Prohibido también correr con chanclas o descalzo, por ejemplo.

- El alcohol tampoco es buen compañero de encierro. Correr borracho o bajo los efectos de drogas o estupefacientes está totalmente prohibido.

- Molestar a los corredores tampoco es una opción, por lo que permanecer en el recorrido para ver el encierro más de cerca no está permitido.

- Los toros son sagrados. Ni se pueden tocar ni se pude llamar su atención tentando al animal.

- Quedan prohibidas también las fotos durante el recorrido. Nada de grabar o fotografiar sea cual sea el dispositivo.

Incumplir cualquier de las normas establecidas para correr en San Fermín puede conllevar sanciones para los infractores, por lo que mejor ver este vídeo de laSexta Xplica antes de ponerse delante de los toros en Pamplona.

Por qué se viste de rojo y blanco en San Fermín

La tradición en la vestimenta blanquirroja se remonta a los años 30 aunque no fue hasta la década de los 60 cuando se popularizó entre los pamploneses. Existen varias teorías sobre el porqué de la vestimenta blanca en Sanfermines.

Una de ellas cuenta que fueron los miembros de la Peña La Veleta quienes tuvieron la idea. Esta peña fue fundada en 1931 por trabajadores humildes, la mayoría pertenecientes a la clase obrera. La idea de vestir de blanco llegó cuando los socios buscaban una manera de diferenciarse del resto de asociaciones.

Este tipo de ropa no solamente era fácil de conseguir, sino que también resultaba muy económica. El blanco permitía distinguir claramente a los miembros de La Veleta del resto de peñas, una idea que acabó por adoptar la ciudad entera.

El pañuelo rojo o "pañuelico" quizá sea el mayor símbolo de las fiestas, y se cree que la razón por la que empezó a usarse es justo en honor a San Fermín, patrono de Pamplona. La leyenda de este santo cuenta que murió degollado en Amiens (Francia) tras sufrir la persecución de los gobernadores romanos. El pañuelo rojo simbolizaría la sangre brotando del cuello de San Fermín.

Además, este color es muy representativo de los pamploneses, pues coincide con el de la bandera de Navarra. Cabe destacar que algunas peñas utilizan pañuelos de otros colores para diferenciarse. El "pañuelico" se lleva atado al cuello desde el Chupinazo hasta la medianoche del día 14 de julio, cuando al son del "Pobre de Mí" se despiden las fiestas.

Enrollada a la cintura va la faja roja, usualmente acabada en flecos. La teoría generalizada es que su uso está inspirado en los trajes tradicionales de txistularis y joteros, que solían utilizar prendas similares. El color rojo responde a una cuestión estética y de diferenciación. Como dato curioso, los pamploneses la llevan anudada siempre a la izquierda.

Guía útil para no quemarse al sol en verano

Tan importante como lucir un buen moreno en verano es ser conscientes de los riesgos para nuestro cuerpo de conseguir ese tono de piel. La etiqueta de nuestro bote de crema solar es clave para prevenir esos riesgos.