Imaginemos en estos días de desplazamientos que vas en el coche, tienes mucho calor, y sacas el brazo por la ventanilla para airearlo un poco. Ojo, porque la broma te puede costar 100 euros. Y no solo a los brazos, también a los pies, copiloto, porque ponerlos en el salpicadero te puede costar lo mismo.

Si conduces en chanclas, descalzo o sin camiseta, las multas pueden ser de hasta 200 euros. Y esto de ir sin camiseta no es solo un peligro en el coche... Esto va a depender mucho de dónde nos encontremos. Mientras en Gandía está totalmente permitido ir por la calle en bikini, en Palma de Mallorca, si vas sin camiseta, te van a multar. Solo podrás hacerlo en la piscina o en la playa.

Hay algunas playas que también tienen unas normativas muy específicas: bañarse con bandera roja ya sabemos que está prohibidísimo. Si lo haces puedes enfrentarte a una multa, en Torrevieja (Alicante), por ejemplo, de hasta 1.500 euros. Lo mismo que podrías pagar si acampas o duermes en alguna playa de Valencia. En Mogán (Canarias), si fumas, puedes pagar una multa de 450 euros y además si te pillan tirando la colilla podrías pagar hasta 1.800 euros.

¿Y para los que prefieren montaña? Aquí las vacaciones también te pueden salir caras. Hay siete comunidades autónomas que ya cobran por los rescates de montaña. Si se demuestra que ese rescate ha sido por una imprudencia tuya, te pueden pasar la factura (entre 200 y 300 euros si no usan helicóptero, porque si lo usan: hasta 5.000 euros).

Infórmate porque ya sabes: el no conocer la ley no te exime de tener que pagar.