Las medusas no atacan, nos pican como mecanismo de defensa natural al encontrarse con nosotros en el mar. Al rozarnos con los tentáculosliberan una serie de sustancias tóxicas que nos producen dolor, picor y escozor.

Qué hay que hacer si te pica una medusa

Lo primero y más importante es retirar los restos de la medusa que puedan haber quedado pero nunca hay que quitarlos con las manos, se pueden usar unas pinzas.

El siguiente paso es lavar la zona pero jamás hay que hacerlo con agua dulce porque lo que conseguiremos es intensificar el picor. Hay que limpiar con agua del mar o con suero fisiológico.

Cuando la zona esté limpia hay que aplicar hielo de forma indirecta durante al menos unos 15 minutos.

Y por supuesto, no tocar la zona ni frotarla por mucho que nos pique.

En caso de que seas alérgico, lo ideal sería ir al hospital; sobre todo si tienes síntomas como náuseas o dificultad para respirar.

Ojo a las medusas que se quedan en la orilla de la playa varadas, tampoco hay que tocarlas porque esos tentáculos tardan incluso días en quedar inactivos.

Qué es la carabela portuguesa

Y ojo también a una medusa que de todas, es la que más pánico está sembrando. Son raras, y no suelen encontrarse en nuestras playas aunque últimamente se hayan oído varios casos. Es la carabela portuguesa, que en realidad se llama physalia physalis, y ni siquiera es una medusa.

Es un conglomerado de microorganismos que se asocian en esa apariencia de medusa porque por separado no podrían sobrevivir.

Forman tentáculos que pueden alcanzar los 50 metros, así que si la ves ni te acerques, y un veneno más peligroso que el de la medusa normal.

Esa picadura provoca un dolor y un picor todavía más intenso; y puede tener incluso consecuencias neurotóxicas hasta el punto de resultar una picadura mortal. Tranquilidad, muy raramente lo es, solo si eres alérgico o si tienes una salud débil.

El protocolo a seguir es el mismo que el de la picadura de una medusa al uso. Ya lo sabes, si se complica, no dudes en buscar atención médica. Y avisa a los socorristas de lo que ha pasado, es importante que sepan de la presencia de esta falsa medusa.

Puedes ver el vídeo de laSexta Xplica para tener claros los pasos a seguir en caso de sufrir la picadura de una medusa.

Las medusas no son el único riesgo del verano, ojo con las quemaduras y la radiación del sol.

Rayos UVA: guía útil para no quemarse

Tan importante como lucir un buen moreno en verano es ser conscientes de los riesgos para nuestro cuerpo de conseguir ese tono de piel. La etiqueta de nuestro bote de crema solar es clave para prevenir esos riesgos.