Las redes sociales ya han empezado a buscar un posible origen a esta imagen de la NASA. Algunos usuarios apuntan a que la existencia de esta puerta podría confirmar que hay vida en el planeta rojo.

Sin embargo, la fotografía tomada por el rover Curiosity, que llegó a Marte en 2012, no vas más allá de una simple fractura producida por "procesos geológicos normales", según asegura el profesor Sanjeev Gupta del Imperial College de Londres en SkyNews.

En palabras del experto, se puede apreciar la grieta dentro de la puerta, signo de que se ha producido una fractura en la roca. Añade que la fisura se podría haber originado en cualquier momento en los últimos cientos de millones de años. "La grieta es una fractura y son abundantes en Marte y la Tierra, no hay necesidad de terremotos para producirlos", añade.

La propia NASA también se ha pronunciado sobre el origen de esta misteriosa puerta aludiendo a que en realidad era una "toma muy, muy, muy ampliada de una pequeña grieta en una roca". Así lo explicó el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la agencia a Snopes, que se dedica a la verificación.

Además, aportaron las medidas de la misma: 30 centímetros por 45 centímetros. Según los científicos, "hay fracturas lineales a lo largo de este afloramiento, y este es un lugar donde varias fracturas lineales se cruzan", agregaron. La imagen difundida está muy ampliada. Misterio resuelto, el rover Curiosity continúa con su búsqueda de vida en Marte. Está previsto que pase al menos dos años explorando la zona.