El verano es una época en la que los padres mandan a sus hijos de campamento durante las vacaciones, una solución que muchos progenitores escogen para que los niños no se queden aburridos en casa o con algún familiar.

En los campamentos los niños no tienen que seguir las normas que sus padres les imponen en casa y disfrutan de más libertad para ellos. Es una manera de tener independencia y relacionarse con otros niños de su edad, pero cuando regresan no todo son buenas historias y anécdotas.

Lydia Aguirre, madre de Lucas, de ocho años, contó el caso de su hijo a través de un tuit con una anécdota muy curiosa sobre el contenido de la maleta de su hijo. El niño había ido a pasar dos semanas de campamento a la sierra madrileña, en su maleta, su madre metió 12 calzoncillos para que el chico pudiera cambiarse. Pero para sorpresa de la madre, Lucas llegó a casa con 11 de ellos limpios, lo que supuso un gran shock para la mujer.

"Mi Lucas (8 años) ha estado dos semanas de campamento en la sierra madrileña. Ha regresado con 12 calzoncillos. ¡¡Once de ellos sin usar!!", comenta la madre en Twitter.

 

El tuit en cuestión se ha hecho viral y muchas personas están compartiendo también anécdotas curiosas de sus hijos al volver de campamentos o viajes. Aunque ha habido algún que otro comentario negativo para la madre de Lucas, quien dicen que debería enseñar a su hijo y no reírse de sus actos a través de las redes sociales.