Khemjira Klongsanun, de 43 años, estaba corriendo una maratón de la ciudad de Ratchaburi, Tailandia, cuando a los 11 kilómetros se encontró un cachorro perdido en mitad del camino.

En lugar de continuar, la atleta se detuvo y cogió al perro, un Bangkaew tailandés, para seguir su camino con él en brazos durante 30 kilómetros hasta llegar a la meta.

"Parecía que estaba perdido, no había casas, ni otros perros, ni personas alrededor. Entonces, recogí al cachorro, aunque solo fuera para sacarlo del ambiente inseguro. Correr con el perro en brazos fue un desafío, fue el doble de desgastante que una carrera normal, pero lo hice porque es adorable", ha declarado al medio LadBible.

Uno de los competidores grabó la escena que no ha tardado en hacerse viral en las redes sociales. Tras la carrera intentó buscar a su dueños sin éxito por lo que finalmente ha decidido adoptar al pequeño y bautizarlo con el nombre del maratón: Chombueng.