La pizzería NISA, que se encuentra en la Avenida de la Trinidad, La Laguna, estaba en peligro de cierre porque, como contó la hija de la dueña en su cuenta de Twitter, el local no tenía muchos clientes.

 

"Mi madre abrió una pizzería hace unos pocos meses en La Trinidad y verla así de vacía la entristece un montón. Ojalá con la magia de Twitter llegue a alguien que le guste probarlas", publicó la joven, en un intento por salvar el negocio de su madre.

Un usuario de Twitter respondió a la publicación de la joven con una imagen en la que aparecían porciones de pizza a la entrada del local junto con este mensaje: "No siempre podemos hacer grandes cosas, pero sí podemos hacer cosas pequeñas con gran amor. Si lo necesitas, coge uno". "Las personas que tienen gestos como estos les tiene que ir bien en la vida", afirmó el joven en su cuenta de Twitter junto a la foto.

 

El conmovedor gesto se ha hecho viral y miles de personas, a través de las redes sociales, han pedido ayuda para que acudan clientes y el establecimiento no tenga que cerrar. Y parece que ya ha tenido consecuencias positivas para el negocio, ya que la hija de la dueña ha dicho sentirse "emocionada por todo el apoyo recibido" y que les "están pidiendo muchas pizzas veganas", ya que la pizzería NISA ofrece esta opción.