El párroco de Calzada de Calatrava ha sido el centro de atención de los vecinos de la pequeña localidad manchega, y todo por la mala jugada de un filtro de su teléfono.

El párroco se disponía a ofrecer la retransmisión online de la misa del sábado cuando activó por error uno de los filtros de su teléfono, como ha afirmado la Cadena SER.

De este modo, Jesús García Sosa transmitía por redes sociales la misa con curiosos atuendos: unas gafas de sol y un sombrero, tal y como se observa en la imagen recogida por el citado medio y expuesta a continuación.

Y es que fueron los propios fieles los que le comentaron su apariencia, lo que provocó la preocupación del párroco, que pensó que se podía tratar de una manipulación por parte de algún 'hacker'. Sin embargo, solo se trataba de un despiste que ya se ha hecho viral en las redes sociales.