Incluso 25 años después de que viese por primera vez en la historia la cruel escena de Disney, Simba sigue provocando las lágrimas en los que quieren atravesar la pantalla para devolverle la vida a su padre.

La emoción al ver como Simba pierde a su querido padre Mufasa es difícil de contener para niños, adultos e incluso, para Luna. Esta perra no pudo contener las lágrimas viendo al pequeño felino perder a su figura paterna.

Angustiado, el can observa atenta el televisor y llora con agonía mientras Simba pide ayuda desesperadamente. Su dueño, un ciudadano de Tennessee decidió subir la sorprendente reacción de su mascota a las redes sociales, donde ya ha conmovido a más de 30.000 usuarios.