Dai Yu, un joven cirujano chino, se ha hecho conocido en todo el mundo después de que una foto suya durmiendo en el pasillo del hospital se hiciera viral en las redes sociales.

Y es que, tras una dura jornada en la que tuvo que realizar siete operaciones, el médico salió a descansar unos minutos, y fue en ese momento cuando un compañero le hizo la foto tras encontrarle dormido en el suelo del hospital.

 

Según el 'Daily Mail', ese día tenía programadas diez operaciones quirúrgicas, por lo que, tras despertarse de sus diez minutos de descanso, siguió con el resto y no abandonó el quirófano hasta que se hizo de noche. El cirujano es director adjunto del Departamento de Ortopedia en el Hospital Central de Loggang.

La imagen ha recibido los elogios de personas de todo el mundo que lo definen como "un héroe". Sin embargo, Dai Yu ha dicho a los medios que era su deber "brindar la mejor atención a los pacientes" y operarles "lo antes posible para ayudarles a recuperarse". Asimismo, ha agregado que su objetivo era mejorar sus "habilidades quirúrgicas" y hacer de sus operaciones "ejemplos de libros de texto" para sus compañeros.