Courtney Kube es corresponsal de la NBC, encargada de cubrir la información sobre Seguridad Nacional y el Pentágono en la cadena. Durante una conexión en directo en la que explicaba los ataques aéreos de Turquía contra los kurdos en Siria, su hijo pequeño comienza a aproximarse a la madre.

Cuando la reportera se da cuenta, hace un leve gesto con la mano como para apartarle, pero enseguida el niño estira el brazo con la intención de llamar su atención al tiempo que la reclama: "Mami". La periodista tiene que interrumpir su explicación y se excusa: "Mi hijo está aquí, la vida de la televisión".

 

La cadena ha publicado el vídeo también en sus redes sociales en tono jocoso: "A veces, se producen noticias de última hora inesperadas mientras se informa sobre noticias de última hora".

Los comentarios de los usuarios han sido en su mayoría positivos, y muchos alaban a la cadena por permitir a la periodista tener a su hijo. "Me parece fantástico que le permitan tener a sus hijos cerca cuando están trabajando", comenta una seguidora.

Este caso recuerda a otro reciente en el que un profesor hacía una conexión en la BBC desde su casa cuando sus dos hijos irrumpían en la habitación protagonizando una hilarante escena.