La foto que una madre tomó de sus hijos mientras realizaban una excursión en el campo en Victoria, Australia, ha dado la vuelta al mundo tras descubrirse que en ella no solo aparecen los pequeños.

Alanna paseaba con sus hijos por una pista forestal situada en Eskdale, cerca del río Mitta Mitta y decidió captar uno de los momentos de la excursión. La sorpresa vino cuando al ver la imagen descubrió que una peligrosa serpiente marrón del este estaba a escasos centímetros de los niños.

Serpiente junto a los niños en Australia | Facebook

Barry Goldsmith, propietario de Snake Catcher Victoria, fue quien compartió la imagen en Facebook alertando del suceso. Además aprovechó para recordar que las "serpientes no son agresivas y sólo necesitan respeto".

"Gracias por mandarme la foto y por su comprensión y compasión por los animales con los que compartimos nuestro hermoso país", señaló Goldsmith, que recordó que hay que "ser amables con las serpientes".

Las serpientes marrones del este suelen reaccionar de manera agresiva si son zarandeadas o acorraladas por personas, pero si los humanos no son invasivos con ellas suelen huir o quedarse quietas, como fue el caso de la fotografía.